Mientras estoy en el medio

Ultimamente parece que todas las circunstancias que he de cambiar son tan obvias que no alcanzo a comprender la razón por la que las cosas que no se hacen prácticamente de manera automática.
Parece ser que la creatividad y las ideas se apoderan de mi cabeza… ideas que me hacen reflexionar sobre el vaivén de sentimientos que disfruto dentro de mi.
En estas ultimas semanas, parece que haya estado subiendo montañas y bajando mas abajo el nivel de mar, para subir y bajar, y volver y subir y bajar; me he dado cuenta de cuan complejo es el ser humano, y que por mas que crezcamos y por mas que parezca que maduramos, es justo al contrario.
Pasamos de un estado de pre adolescencia donde creemos saberlo todo y a medida que avanzamos creemos saber cada vez menos al ser consciente de la magnitud de las cosas, aprendemos a creer en el infinito y a que lo imposible es alcanzable y que lo simple puede convertirse en un infierno.
Nos hacemos mayores, y la vida cambiando, las ideas, el aprendizaje, las lecciones, hasta nuestra manera de caminar.

Reflexionar es bueno, tratar de ayudarte con guías papeles también, puede ayudar, pero lo importante es la limpieza en la mente, y esa parece que dentro de mi, últimamente está de compras compulsivas, se está llenado de ideas interesantísimas, pero no parezco ser consciente de la realidad, una realidad donde el tiempo no puede detenerse, donde la motivación viene y va, y donde me es imposible controlar el sentimiento y la constancia… y mi duro reto “la disciplina” que no acompaña a ninguna parte, haciendo de cualquier tarea, un camino de cristales rotos.

Pero las ganas de pasarme por aquí y escribir, vienen dadas por esos momentos en los que me siento invadida por la inspiración, momentos que he de confesar que adoro, pero que a la vez odio no desarrollar, mi falta de tiempo no me da tiempo a mas, podría dedicarme a vender ideas de proyectos de libros, pero creo que no seria necesario…

La cuestión es que la vida sigue, y sigo buscando el significado fuera de los diccionarios de la palabra “madurez” porque me hago mayor… y aun me cuesta asumir que me hago mayor, y que ya no soy una niña ni esa niña que está en el medio como cantaba la Spears.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *