Cuando Escucho a Alejandro Sanz

Hay algo que es imposible describir con palabras.
Será por eso, que él, es cantante, y no un cantante y ya está, es compositor.
¿Y qué es un compositor?
Es la manera en la que un cocinero saca el jugo de una naranja para hacer un zumo.
Extrae en la que exportas a una melodía las letras que compondrán una canción.
La naranja sale de un árbol.
Las canciones son los frutos del alma.

Y por alguna razón, hay unas determinadas circunstancias, épocas de mi vida que en las que se me antoja escuchar Alejandro Sanz, en especial la canción «la fuerza del corazón» las canciones mas viejas. Pero hay tantas, TANTAS canciones de éste señor, de éste jugador de las palabras, una mezcla de sentimientos genera dentro de mi, un sentimiento inefable, una experiencia no negociable. Es como droga. Existen unos «sentimientos» imposibles de describir también, cuya única medicina es escucharle. Una medicina construida con su voz, la melodía, la letra… esa mezcla en «lo ves» esa mezcla de «ella», «si tu me miras» » mi soledad y yo» «amiga mía» «los dos cogidos de la mano» «si tu me miras»

A veces me pregunto cómo debe ser el alma de éste hombre para construir determinadas frases que me dejan muy «pillada» ¿ensimismada? ¿Anonadada?

Quizás a éstas alturas pensarás que soy una fan. No, no los soy.
Tampoco soy fan del ibuprofeno y lo tomo igual en determinados estados de mi cuerpo.

Mi alma es confusa, es intensa y difusa.

«¿Y si fuera el?»
«¿Y si fuera yo»

Y si los dos fuésemos creadores de creación.

Creadores de algo mas allá de la música.

De algo que la música exporta, como hace la cápsula de una medicina.

Gracias por el arte que creas «hijo» tienes tal’ arte.

Te diré lo mas bonito que alguien jamás me dijo mirándome a los ojos nada mas despertar.

«wow, gracias por existir»

«wow, existes»

Gracias a las personas que hicieron posible tu éxito porque esa circunstancia hizo que llegase a mi tu arte. Tu medicina. Tus vitaminas para vivir éstos determinados momentos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.