¡Ay!¡las pruebas de la vida!

En ocasiones suceden acontecimientos que te hacen dudar sobre las decisiones de tu vida.
Y recuerdo las enseñanzas a lo largo del tiempo del «todo pasa por algo» que el tiempo me dirá qué y por qué.
Luego recuerdo que tengo que seguir practicando mi paciencia.
Y en ello ando, esperando que alguna día legue el «ves, tenía que suceder así»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.