A veces lo olvido, a veces me descuido

A veces pienso en algo para escribir, temas, palabras, poesía.
Palabras que me despiertan una chispa en el alma y necesito expresar.
A veces, olvido plasmarlo, tatuarlo en letras para que alguien pueda encontrar.
A veces me descuido y no lo hago.
A veces por no decir casi siempre.
Fruto del descuido, de la locura, de una sociedad que me absorbe,
A hacer cosas que no necesito.
A hacer cosas que luego olvido.
A hacer cosas que no escribo.

Y sé que no es necesario escribirlo,
No es mi profesión, ojalá lo fuese y pudiese vivir de esto.
Tan solo es un desahogo,
Una composición sin musica,
Una melodia sin letras,
Eso son las ideas en mi cabeza,
Una improvisación efímera,
Que se queda perdida y olvidada.
Y luego lo olvido.
A veces lo recuerdo.
Pero es mas común dejarla en el olvido.

Y ahora, heme aquí,
Escribiendo palabras desmedidas,
Dejando fluir mis pensamientos en letras,
Mientras me haya en un momento de reflexión,
Mientras me hallo en medio de un momento de transición,
Donde de nuevo me busco,
Quiero encontrar en qué punto estoy yo.
Si el mundo es como lo describen los libros,
O tan solo es una referencia para traducir en un idioma,
Que aun no hemos inventado.
El idioma de la imaginación propia,
Donde me pierdo como Alicia en su país de las maravillas.
En un suelo irreal, con pájaros hechos de libros,
Con lápices con piernas y gafas…

Heme aqui, con los ojos cerrados y la mente abierta,
Con la llave entre mis dados y la ventana abierta,
Con los labios cerrados, y las letras puestas.

Aqui me hallo, feliz, con una sonrisa,
por volver a estar aqui,
Dejando mi alma fluir entre mis dedos sobre el teclado,
Mientras la creatividad y mi niña interior presume no haber muerto.

Dejando que me invadan mis ancestros,
Escribiendo, mientras creo que improviso,
Pero son ellos usándome cual marioneta.
Sin rimas, sin nada…. ¿yuxtapuesta?

Y aqui estoy yo, sobre las nubes abstractas de éste texto,
Volando sobre un cielo incierto,
componiendo sin guitarra, ni piano expuesto.

Amo escribir, me encanta.
Amo vivir, me encanta expresarme.

Pero a veces lo olvido.
A veces me descuido.

Y olvido quien soy, quien fui y quien me gustaría ser.

Pero a veces lo recuerdo.
Y puedo dejarlo escrito.
En éste blog muerto.
Vivo, perdido e incierto.

MS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *