Re-comenzar

La vida dentro de aquello que llamamos tiempo nos trae diferentes historias, capítulos como si de un libro o una serie de tratase. Con personajes nuevos, guiones, conversaciones, sin que nadie las escriba, una vida en la que tenemos que improvisar ya que no hay vuelta atrás, la linea del tiempo continua y no editable.

En ella, al contrario de la frialdad de la television o de un libro, nos hace sentir de una manera mas o menos profunda en función de lo que suceda, y en ocasiones, las cosas cambian para mejor, otras para peor, otras… simplemente diferentes.

Hoy estoy aqui, tras empezar el año, el 2014 se despidió raro, se despidió de una verdad incierta, de una serie de acontecimientos cuyos recuerdos fueron alterados sin que nada se pudiera cambiar, porque no podemos cambiar el pasado, pero si nuestro futuro, a través d nuestras decisiones, decisiones extrañas, pues no hay una lista ni un guión para ciertos acontecimientos, no hay una guía sobre lo que hacer… somos nosotros, la decision está en nuestras manos… y es tan dificil.

Y aun decidiendo, habiendo decidido, siempre estará la incertidumbre de si hemos decidido bien o no, tan solo el tiempo, o aquello que alguien inventó como “tiempo” con su vertigo y su sentido de que todo empieza y acaba y no podemos hacer nada por rebobinar… y ya estoy divagando.

Lo que me trae aquí a escribir, de nuevo es el desahogar el alma en letras, como si estas me fueran a dar la solución, como si existieran soluciones a las incidencias que provocan los actos ajenos de los personajes que componen nuestra vida.

Hoy siento, siento por 3, por mi, por el, por lo que me rodea, por los cambios, por la necesidad de cambiar algo en mi rutina, por la necesidad de empezar a creer en mi de otra manera y de detectar qué necesito mas que nada, si me debo conformar, o si lo que tengo es suficiente. ¿Como valorar?¿Como identificarlo? Es imposible… no hay ninguna formula, no se pueden hallar las asíntotas de las lineas de los sentimientos de las personas, no hay matemáticas en los latidos del corazón… ¿y me gustaría? A veces pienso que si, tenerlo todo controlado, pero ¿no eliminaría eso entonces el factor humano que nos hace realmente ser lo que somos? ¿No eliminaría la sensación de estar dentro de esta montaña rusa de la vida? this rollacoaster

Ay ay ay… la vida, el corazón, los sentimientos, el alma invisible e intocable y tan penetrable como es el aire que respiramos.
Ahí está, abrazándonos, azotándonos…

Hoy, siento que comienzo, sueño que viajo, pienso en las personas que acompañan mis viajes en el sueño, en qué significan, en qué me está diciendo mi subconsciente, qué pretende… ¿Qué quieres hacer de mi pequeña mente creativa e insaciable de aventuras?

No te distraigas y vive…

Antes de que te des cuenta ésta aventura ya habrá terminado, y solo quedara aquello que hayas dejado tatuado en la tierra.

Antes de que seas consciente no te dará tiempo a volver a re-comenzar, la vida no te da oportunidades infinitas ya  medida que pasa el tiempo tenemos menos posibilidades de hacer lo que deseamos… ¿estas segura de que tienes en tus manos los ingredientes para hacer la receta perfecta?

Busca los ingredientes, busca la receta.. y vive. Renace, cambia la receta tantas veces como sea necesaria, y si la receta que tienes ahora te gusta, ponte manos a la masa… y haz el bizcocho de tu vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *