Vivir un sueño y echarte de menos

¿Cuántas veces habré soñado con vivir una aventura como ésta?
Mmmm… creo que ninguna.
Me encuentro en California, muy lejos de mi hogar, de mi Genius House, mi casita verde.
Me encuentro por trabajo/placer casi un mes…
Esto no lo he  soñado jamás, va mas allá de cualquier cosa que haya podido imaginar y soñar, y eso que mi imaginación trabaja a 120 por hora.

Y aun así, mientras aprovecho el viaje, interactúo con mis compañeros mejoro mi inglés, compro regalos, río, salto, como, disfruto, hago fotos, etc… echo de menos lo mío.

Se me va a hacer raro volver, es como cambiar de vida, es como estar viendo una serie y de repente empezar otra de 4 capítulos escasos.
Es como un sueño de 20 horas…

Sin lugar a dudas se me hará raro volver, no sé si echare de menos las happy hour, el no tener que hacer la cama, el no tener que preocuparme por los retos de un día a día diferente.

Y mientras tanto… te echo de menos, si, a ti… en éste cambio de horario… las videollamadas, las horas perdidas donde no te puedo besar.

¡Cuan extraño es todo!

Pero aun me queda una semana, tengo que aprovechar el tiempo, si es posible hacerlo aun mas.

Lo que si es cierto es que… los sueños se cumplen y pueden superar las expectativas.
Así que… vamos…
Sueñen sin miedo…
Y aunque yo esté cumpliendo muchos, he de aplicarme el cuento para cumplir esos sueños aparcados que merecen despegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *