Bajo el cielo estrellado

Iba caminando de vuelta a casa, despacio… como siempre, disfrutando el recorrido, exhausta tras un dia de trabajo completo. Escucho música mientras observo a mi alrededor, y envío algún mensaje con el móvil.

Casi cuando ya estaba llegando a casa, alce la mirada y miré al cielo, descubrí las estrellas brillando, explotando a miles de millones de años luz mientras que nosotros la percibimos vivas y en su eterna belleza. Me encantan las estrellas, siempre me ha resultado algo tan romántico como enigmático…

Es entonces cuando me abordó tu recuerdo; sonrío y pienso que estas bajo el mismo cielo, no demasiado lejos, ni lo suficiente cerca como para abrazarte y besarte mientras el cielo estrellado nos rodea.
Pero no me importa en ese momento, el saber que te tengo despertó una sonrisa que no puedo describir.
Me inundo un sentimiento de ternura y felicidad, que me gustó. Mucho.

Intuyo qué algo ya está pasando…

Empiezo a no saber que sería de mis días sin saber que tendré tus besos en exclusiva para mi…

¿será que empieza a nacer esas palabras tan difíciles?

Dame tiempo, y responderte podré.

Solo sé que mientras escribo, tan solo puedo sonreír y cerrar mis ojos entre cada palabra que escribo para imaginarte y anhelar el momento en el que te vuelva a ver para acariciarte el alma de los mas profundo de mis deseos.
Y ahora estoy inspirada… por ti, por lo que me haces, ese hechizo…

No sé lo que es, no quiero describirlo, solo disfrutarte…

Att, para ti…
Que ya sabes quien eres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *