Inspirada en tu recuerdo

Si pudiera definir la inspiración con la silueta de una persona, serias el elegido en estos momentos para tan osado atrevimiento el mío de no usar las palabras sino los poros de tu piel.

Es el sentimiento que me provocan tus labios y el roce de tus dedos cuando me rozan, que me llevan a navegar sobre un río sin olas, donde rompen los pecados que nacen de mis ideas junto a las tentaciones que incitan tu mirada inocente…

¡Si, claro….! inocencia.
Esa timida desconocida que no alberga un lugar en tu cuerpo, tras haberlo descubierto, dentro, fuera, alrededor…

Y es por eso que ahora siento miedo, de perderte o de encontrarme, de perderme a mi misma entre los confines de tu vida…
¿Qué me has hecho?
¿Estoy ya malherida?

No sé que sucede, y realmente no sé si lo quiero saber…
Solo déjame jugar, sin importarme si he de ganar o perder.

Tiremos los dados, con los ojos vendados.

Sin dar a esto nombre, hasta que lo creas necesario.

Déjame sentir la inspiración,
Inspirada en tu recuerdo,
Recordando tus besos,
Recordando tu cuerpo.

Creando una canción…
Sin melodia, ni voz ni letra,
Tan solo impregnada de tu olor.

 

CR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *