Tu, ladrón de mis sueños.

Tu… que quizás no me lees, que sabes quien soy, pero no sé si sabes que soy la autora de éstas letras.
Y que en la lectura de ésta, incluso dudes si eres el destinatario o es otra persona.

Tu, que me tienes el alma inquieta desde hace días.
Que me haces soñar con el momento perfecto para poder besarte y parar el tiempo.

Tu, que has despertado ésta ilusión acompañada de cobardía por incluso hacer tímida mi sonrisa y no saber como reaccionar.

Tu, que me haces que mi mirada se pierda y que haces que a veces evite tu mirada, por miedo a que percibas lo que esconden mis pensamientos…
Aunque yo creo que lo intuyes, de echo, creo que escondes en tu mente, pensamientos similares a los míos…

Tu, cariño… que haces que mi mirada tengo éste brillo especial, que me deja aterrada… Ese brillo de cristal recién limpiado.
Tu, que aumentas la ilusión, y haces que mi sonrisa contagie al mundo.
Tu, que haces que cualquier problema, tenga una solución simple y completa.

Tu, ahora eres señor ladrón de mis sueños y de mis deseos.
Quiero que sepas que estoy contando el tiempo, que los días empiezan a parecer eternos.

Róbame un beso y hazme perderme en el espacio y en el tiempo.
Rompe ésta linea de deseo intenso y hazla real…
Tuya, mía… un recuerdo, una nueva anécdota que contar.

Sé que lo harás…
Hazlo pronto, porque creo que mi paciencia, no aguanta más.

Siento que necesito ese momento perfecto…
Mi alma empieza a arder lento…

Ven y hazlo real,
Señor ladrón de mis sueños. 

CR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *