Con su permiso.

Con su permiso, señor imaginario con pinceladas de realidad…
Voy a permitirme la libertad de cerrar los ojos mientras me dejo llevar por los impulsos del calor.
Me acompañaré del roce de los poros de mi piel y algo de música para ambientar el momento.

Solo quería avisarle y mantenerle informado;

Gracias por su colaboración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *