Ok, Destino. Hablemos.

Han sido varios meses de cambios, aventuras, emociones.
Me has puesto el corazón a mil y en mi cabeza he sentido en varias ocasiones que hasta me salía humo.
Te pedí estabilidad, normalidad. Te pedí que hicieras unas vacaciones ya que necesitaba descansar.

Y veo que ahora estás en ese periodo. Así que destino, espero que te relajes ya que necesito tu creatividad y tu energía de vuelta.
Quizás me haya acostumbrado a que mi vida sea como una serie de television llena de aventuras y nuevos retos que afrontar y problemas que solucionar.

No es que no tenga cosas que hacer cada día, pero… me he acostumbrado a las emociones fuertes, necesito mas!
Necesito que me las traigas, ya que, por mas que busco, no encuentro ese punto de reflexion que me haga valorar que estoy creciendo.

Necesito energía, así que destino. Date una vuelta por mi vida otra vez, te necesito…

Te espero.

Sinceramente,
Tu personaje de éste libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *