Seguridad (vida)

¿Quienes somos? Ubi sunt… a donde vamos… ¿Para qué estamos aquí?
Que si Carpe Diem… bla, bla, bla…

El mundo en el que vivimos, nuestra vida en sí, está repleta de enigmas y de respuestas positivas para hacernos el camino mas bonito y con mas color. Pero ahí están las preguntas.
El trabajo, nuestro dia a dia, las relaciones sociales, la amistad, el dinero, la organización… Son claves que hacen un enredo de ésta vida …con lo bien que les va a los animales actuando por instinto.
Son tantas las cosas por hacer, los planes… las cosas que aprender… que uno no sabe los limites, como demostrarse, como ser consciente de lo que somos, y de lo que hemos aprendido y de cual es el camino al que vamos… es todo tan indefinido, tan infinito como finito.
Hoy es uno de éstos dias reflexivos y productivos en los que te planteas qué estoy haciendo de mi vida ¿como la puedo mejorar? ¿como puedo disfrutar aun mas? ¿y como puedo hacer para descubrir en los demás nuevas facetas que desconozco de mi misma?
Y es ahí donde nace un nuevo sentimiento, y descubres si lo estas haciendo bien o no.
Si te sientes bien y comoda, si tan solo estás tratando de acomodarte en la situación actual, o si quizás te has acomodado demasiado, impidiendote evolucionar.
Es todo tan complejo…
Miro a mi alrededor y a veces siento que esté empezando a nacer. Pero a la vez es enorme el numero que da la suma de los minutos que llevo viva aprendiendo y enriqueciendome de las experiencias que el tiempo va transcurriendo en mi, puliendo quien soy.

El sentimiento es extraño y confuso, es lo que nos hace diferentes, si, ¿pero cuanto de diferente? ¿no sería mejor basarnos en algo mas simple?
No, a estas alturas, no, no podemos.
Internet, la lectura, la televisión, los hobbies, la música, el trabajo, las obligaciones, las necesidades…. uffff!!! Necesitaríamos o bien, de mas horas en el día, o bien, vivir a un ritmo mas acelerado aun.

Sea lo que sea, vayamos a donde vayamos, con mas frases bonitas o con menos, “the show must go on”
Y vayamos a donde vayamos, necesitamos de esa seguridad que tan solo el tiempo y la ayuda de las relaciones sociales, vamos a ganar.

Somos quienes somos por una razón, y aunque me gusta ser racional, voy a creer en el destino, es parte de mi parte humana, las creencias “religiosas” esos puntos ficticios que nos hacen la vida de otro color.
Porque el cielo es azul durante el día, pero si cierras los ojos, puede ser del color que tu prefieras.

Yo, de momento, lo voy a apagar, voy a dejarme llevar por los sueños…
Con la esperanza de encontrar en ellos la moraleja de un cuento.
Para sentirme mas segura, para hacer la vida menos dura.
Menos oscura.
Mas mia, menos tuya.
Mas nuestra. Mas a una.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *