Menu Home

Incompatible

Si, la vida está llena de paradojas sin explicación, de circunstancias que van sucediendo en los minutos que vamos viviendo, de redundantes lineas que no nos podemos explicar.
Llevo días sin saber como definir algunas cosas, es como si estuviera leyendo un libro en un idioma que aun no he aprendido a hablar o a interpretar, es cierto, que puedes ilusionarte creyendo, que estás entendiendo el contenido de éste, pero realmente no tienes ni idea. Solo sabes que estás leyendo, con ganas de leer. Como estar comiendo con hambre, sin importar el menú.
La realidad, es que mi realidad es un eterno bucle donde se repiten muchas variantes, ecuaciones diferentes y siempre sin sentido. quizás esa sea la vida. Una ronda de cortos, donde el guión no está ni tan siquiera escrito, pero… silencio, se rueda. Quizás ahí esté la energía de la vida, el secreto de ésta, de rodar cortos, sin llegar a producir la película… quedándose siempre en previos… aunque, ahora que lo pienso, creo que no son ni cortos, creo que son simples avances de futuras proyecciones que jamás verán la luz. Pero esto es solo lo que respecta a uno de los grandes campos de la vida. el amor, el trabajo, la pasión, la amistad… hay tantas cosas donde podemos avanzar, y no se puede ganar en todas, no se nos puede dar bien todos los juegos, a veces se gana, a veces se pierde ¿qué mas ad perder al parchís si puedes ganar a la oca? La vida es caprichosa, y el destino, juega sus dados a placer, juzgando un criterio bastante absurdo, como es si mismo… como somos, como lo proyectamos, como mis palabras, que van desprendiéndose a la vez que las pienso, sin coordinación, sin guion, sin saber porqué estoy escribiendo, y sin tan siquiera saber cual es la intención.
Quizás tan solo esté desahogándome en letras. Vomitando todo el menú que llevo días digiriendo en mi celebro, sin saber como me expreso, sin saber nada, jugando.
Pero no pasa nada, no es mas que otro capitulo, no es mas que otro bache que no pueda saltar con mi todo terreno…
Aun así, es extraño jugar a un juego que termina, antes de empezar a jugar…
Pero no había ni definido el titulo de éste, no sabía a qué jugaba, y creo que tan siquiera abrí la caja.
Es como si a ciegas, hubiera elegido jugar…
Es extraño, si, pero así ha sido.
Efímero, como un cata de vinos.

Así pues, a escribir otras lineas, a escribir otros libros, a continuar descubriendo mi destino, mientras tanto. Aquí sigo, desahogando en letras sin sentido y con latidos, con mis dedos tecleando, sin saber por donde sigo, por donde he venido.

Siendo fiel a mi misma… a mis sentimientos, a mi reflejo. A mi misma me sigo.
Porque nadie mas, lo contrario, me ha pedido.
Por estar perdido.
Quizás, incontenido.
Incompatible conmigo.

Categories: confesiones Uncategorized

Isabel Montse

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.