Menu Home

El destino nos espía inexorablemente

¿Se habéis detenido alguna vez a pensar en la suma de circunstancias que consolidan nuestro destino?
¿Habéis pensado posteriormente en la ironía que ellas llevan?
Yo sí, y muchas veces…
He de admitir que a vece le temo, es como un espíritu que va uniendo sin pensar piezas de un puzzle que parecen de distintos modelos, y misteriosamente encajan…

¿magia tal vez? ¿es eso la vida entonces? ¿es el destino la magia que endereza nuestro camino?

Vaya.. que bonito está sonando todo, como si en el camino no hubiera piezas con las que tropezar… pero… esa mano que nos ayuda a levantarnos ¿no forma parte de algo que aprendemos? Ya sea una mano auxiliar a nuestro cuerpo, como una de las manos que componen nuestra anatomía, me refiero exactamente a cundo nos levantamos solos, cuando dos piezas de puzzle se unen, cuando descubrimos la cerradura de una nueva puerta mas que se abre ante nosotros.

Esas puertas que albergan lo que a veces queremos saber, sin caer en lo emocionante que es poder ir descubriéndolo poco a poco.

Es la energía de ver que hay proyectos que terminan, ilusiones que se olvidan es tan triste y tan enriquecedor, que es mas dulce albergar en nuestra cabeza la idea del fin que vivirlo.
Tan enriquecedor y tan dulce, tan triste y tan fortificante…
Innovar, progresar, comenzar, olvidar, iniciar, pensar en qué será… No dejar que el futuro nos caiga con la misma presión que mil atmósferas sobre nosotros, como si nos ahogásemos.
Es tan extraño este conjunto de palabras que forman éste texto, es tan compleja mi cabeza que a veces no sé si pensar si todo esto me lleva hacia alguna parte, ¿Será tan solo una serie de consecuencias que se deben a mi locura? No lo sé, y quizás siquiera me interese saberlo…

En fin, mañana será otro día, aunque para mi será éste día que ya esta iniciado, aunque el cielo me indique que es de noche… ¿otra ironía?

Supongo que así es la vida, que así son las cosas, y así se las hemos contado, buenas noches. (Buenos Días o buenas tardes en su defecto)

Categories: Uncategorized

Isabel Montse

1 reply

  1. Vengo a devolverte la visita que hiciste hace unos días a mi blog, y a leer algo sobre tus pensamientos.
    Pareces triste, quisiera animarte, y decirte que a veces tropezar, errar, es una forma de crecer, aprender, descubrir nuevos obstáculos que superar, y que la suma de lo que somos forma parte de los demás, les añade valor. Aunque no te des cuenta, estando ahí y siendo tú sirves para algo.
    Te dejo, que tengo que encontrar (y resolver) nuevos problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.