Renovar y ser consciente

¿Sabeis?
El ser humano es una especie muy inquietante, una especie consciente de sus actos, capaz de elegir y decidir y que, curiosamente, elige siempre la opción menos lógica y desacertada ¿por qué? La respuesta a éste misterio es un enigma mundial.

No sé si será por educación o por los impulsos que nuestra especie lleva consigo misma, pero a mi es algo que me hace reflexionar y que, en segun que momentos me inquieta y me molesta hasta tal grado en el que me irrito y me mosqueo por no ser capaz de controlarlo.

Saber qué es lo que debemos hacer, saber cual es la vida mas saludable, los habitos correctos sanos y éticos… es algo que por alguna razon, nos pasamos por el “forro” si… no me sale una esxpresion mas adecuada.

Quizás por este “alma” comercial que llevo dentro de mi, me inquieta como administrar una situacion compleja, como solucionar y arreglar cosas, cuando realmente, lo ideal, es que estos problemas no se produzcan.

Problemas y/o circustancias como engordar por comer lo que no procede, como no hacer ejercicio y no seguir bien la dieta, como quedarme sin voz por no recordar los ejercicios de la logopeda, así como las posturas y los cuatro habitos.
Como estudiar inglés en lugar de llevar a cabo las recompesas de los juegos de turno que no ofrecen nada mas que dustraccion y perder el tiempo. Ver la tele y los programas de entretenimiento en lugar de leer algún buen libro…
Limpiar la casa y arreglar los papeles en lugar de chequear el facebook, el instagram y contestar a la gente por twitter que está perdiendo el tiempo divagando en miles de opiniones absurdas que olvidares en minutos, horas o meses…
Y así con los mil y un hábitos o mejor dicho, mal hábitos que hacemos sin pensar en la importancia del aprendizaje, en dedicar el tiempo a lo importante…

Al igual que escribir éste texto, divagando en la inversión perdida del tiempo…

Eso me lleva a la reflexión de qué es mas importante, si realmente debemos hacer lo que hay que hacer, o realmente hay que aprender a invertir el tiempo creando una balanza de cosas importantes o distracciones para mantener el alma brillante y tranquila.

El estrés, la inquietud, sentimientos humanos que nos llevan a no ser mas productivos de lo que podríamos ser. Sentimientos de soledad, de superación, al envidia, el “yo quiero” son piedras que hemos de saltar… y tantas cosas que podrían ayudarnos como el yoga y algunas religiones inventadas para encontrar eso que llaman “paz”

¡Ay! mira… no sé…
Estoy divagando letras sin pensar, e inquieta por estar frente a la pantalla con tantas cosas que hacer…

Ni voy a releer el texto antes de publicar.

Que paseis un buen lunes y una buena semana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *