Entremezclados

Es de la enfermedad, ésto de no poder respirar.
Pero a la vez se entremezclan en mis ideas, la definición de ésta.
De la enfermedad, y de mi estado mental.

Como el tiempo se agota y las fuerzas se aflojan,
Dando la razón a los síntomas, sin que éstos nos pidan permiso para actuar,
Así, sin mas, actúan sin mas.
Sin haber ensayado, sin siquiera el guión haber hallado,
Ni lo leen ni lo escriben, ni les presta atención,
Solo actúan, improvisan…
Fruto de la enfermedad, porque no da a mas.

Y entre los síntomas gripales y los hechos acontecidos,
Aturdida queda mi mente sin sentido,
Estimando la cautela de mis latidos,
De las sonrisas, del presente discernido.

Precavido tiempo,
Ábreme los ojos si te olvido, destino.

Mientras todo acontece,
Y me doble enfermedad permanece,
Cerraré los ojos tratando de dormir,
Aunque no me lo permita mi nariz,
Ni este malestar físico.

Es todo muy extraño, y la primavera me está afectando.
Dentro, fuera…
Aunque lo de dentro parece estar encaminado,
Aunque es raro, extraño,
Para mi sobrehumano…
Simplemente, inhabitual.

Pero, si, es fruto de la enfermedad en la que me hallo,
Éste catarro, que me hace tener,
Pensamientos y razonamientos,
Entremezclados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *