Fruto del Quizás

Quizás fruto del alcohol en mi sangre,
Sea la energía que provocan tus ojos al mirarme.

Quizás sea fruto de la edad,
Sentir las dudas, nadando en el mar.

Quizás sea fruto de éste hambre,
Imaginar como sería besarte.

Quizás sea fruto del quizás,
Cerrar los ojos y tender a preguntar.

Preguntas que nacen sin respuestas,
Simplemente, preguntas abiertas,
Supuestos, presentimientos,
Adornados con la probabilidad del “quizás”

Quizás sea fruto del cansancio,
Que escribo éstas letras tan despacio,
Mientras la imaginación va algo mas rapido.

Quizás sea fruto de mi misma,
Estar citada con la soledad, sin pensar, sin actuar.

Quizás sea fruto de tiempo,
El ser así, y dejarme guiar por el viento.

Simplemente sea cuestión del tiempo,
El causante de momentos,
Circunstanciales y opuestos,
Como es la calma y el calor,
Del frio, la lluvia y el viento.

Simplente, me opongo,
A éstos pensamientos…

Del quizás, quizás, quizás… fruto de ninguno y de mil y un quizás.

Dejaré el sueño mientras duermo,
Que me revele qué es lo que siento.

Quizás me hablen, quizás lo aclaren.
Quizás se pare, quizás lo sabe.

Tengo sueño,
Delirios de un alcohol incierto,
De rimas sin sentido cierto.

Deja me dormir,
Destino sin fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *