Te inventé y ya aprendí.

Y aunque me cueste asumirlo, te echo de menos.
Y aunque me cueste reconocerlo, te había inventado.
Me voy dando cuenta de que no eras lo que parecía ser, de que amor no era lo que sentía, que éste sentimiento, no era mas que fruto de una ficción solitaria que mi mente quiso crear hasta palparla. Como un anuncio televisivo convincente, como un destello entre tus dientes, en tu sonrisa incipiente, en tu corazón candente… que no era para mi, ni ayer, ni hoy, ni nunca, ni siempre.
Simplemente te inventé.
Aun así, aunque me cueste reconocerlo, te echo de menos.
A veces cierro los ojos e imagino un beso tuyo. En ocasiones siento que fue real y que existió, que exististe, pero hoy me doy cuenta de que nada fue, que lo inventé.
Como quien crea una receta para cesar su hambre.
Como quien grita para desahogarse.
Te inventé, te cree.
Bajo y sobre un ser existente, hice de ti una imagen inexistente.

Te creí real, y te pude deleitar, pude lagrimas derramar, tuve noches sin dormir, sentí desesperación, con el aliento entrecortado acompañado de una respiración profunda, mientras ejercía una inversión de tiempo preciosa e infinita que quedaré entre mis recuerdos, quizás tus recuerdos, y nuestros recuerdos.

Necesitaba tiempo sin ti, sin necesitarte y aun así, te echo de menos.

Jugué a deleitarme mientras te acariciaba sin ganar nada.
Jugué a tenerte a sabiendas de que nunca serías mío.

***

Idealizaba momentos,
Soñaba que fueran eternos,
Realidad deseada…
Anhelaba hacerla nuestra,
Escondía mi verdad,
Lamentada en mi soledad…

Sonreía con tus labios,
En tu mirada observaba…

Alimentándome del tiempo junto a ti
Creé un peligroso juego.
Al amor quise jugar,
Besos robados fueron las fichas,
Olvidé participar en la partida.

Y ahora la partida termino,
Ahora sé que no fuiste tu,

Solo fui yo.
Idealizada. Realizada.

Ya aprendí.
“O eso espero.”

Un comentario sobre “Te inventé y ya aprendí.

  1. Hola, no conocia esa faceta de poeta que tienes, me gusto mucho.Escribes muy bien, se nota sentimiento en tus notas. Gracias por deleitarnos con tu lado artistido. Veo que no me equivoco en decir que tienes un gran “brillo” propio. Por favor sigue asi, tal cual eres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *