Menu Home

Divagaciones Desencadenadas

Desencadeno mis pensamientos hacia otro extremo al cual no llego.
Desenmascaro mi persuasividad ante mi, con una eterna tempestad.
Indago entre los lazos, y el nudo que de ellos he creado.
Confirmo mis anhelos, y me escapo entre mis sueños.
Maldigo mis deseos, y me castigo con un amargo aliento.

Miro al mar y no lo veo, respiro el aire que me trae,
Observo el batir de las olas, saludan y huyen solas.
Ironías de la tempestad, las hacen ir y venir sin cesar.
Tan claro como es el mar ¿Por qué no es igual la humanidad?
¿Por qué esconde tanto tu mirar?
¿Qué es para tu la ingenuidad? La puedo ver, ¿Podrías mirar, una vez más?

Frialdad, asiduidad, perseverancia,
Sin eficacia, perderán la concordancia…
De un modo de ver,
De la manera de ser.

De no apagar la sed…
Por el agua no beber.

Categories: Uncategorized

Isabel Montse

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.