Menu Home

Extrañamente Infiel

Infiel, es como me siento, cuando te tengo en mis pensamientos y envidio el momento del cual no existen recuerdos.
Infiel me siento sin tú cuerpo porque me roza el viento imaginando tú aliento, creando así un encuentro.
Infiel con rabia, con la envidia desolada, con lo imposible como coartada, tan irreal y fugaz como la nada y el mar.
Infiel a mi misma, infiel a nada y anida una ilusión concebida de una huida sin partida.
Infiel a mi vida por tú amor, por un futuro de terror, por verte feliz sin estar yo, por no concebir tú amor, por no compartir tú dolor.
Infiel a mis principios, por creer en lo que no está escrito, ni lo estuvo ni estará, pero que los sueños crearán para poderlos recordar.
Infiel a tú mirada, a tú voz a tus palabras… Queriendo pedirte perdón, en ésta absurda situación, donde no estás tú y escondida me encuentro yo.
Ahora riámonos los dos, tú de mi y yo del fin, de la ilusión, de la pasión de ésta oscura situación donde nació como una canción.
Con tanta o más inspiración….

Infiel de nada pues no hay nada que esconder, pues para poder esconder, algo creado ha de haber y yo lo sé, muy bien, quizás demasiado bien, y me voy a convencer…
Para dejar de soñar, para dejarte de amar, para con otros ojos poder mirar, al centro del… Mar

Allí donde cierro los ojos y todo ocurre a mi antojo…
Un capricho de mi piel, que esconderé y nunca, nunca… Nunca jamás poseeré.

No me dejes creer.
Mírame y házmelo ver.

Que triste es comprender,
Que junto a mi no te llegaré a ver.

Categories: Uncategorized

Isabel Montse

1 reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.