Menu Home

Divagaciones tras un Enero

Un alma positiva, un alma negativa, el equilibrio de la vida.
Ojos azules irreales, ojos verdes con verdades.
Caminos, rutas, horizontes que se ocultan, un nuevo sol que nace y la luna que se nos muda.
Un destino, el paraíso, un concierto en el infinito, una compañía… la cobardía.
¿la cobardía? Que mal día seria elegirla, elijamos la valentía, el riesgo, el desacuerdo, desafinemos en lo opuesto… caminemos contra dirección, con la certeza de que hacemos lo mejor…
Olvídame mientras me recuerdas, secuéstrame, mientras te acuestas, enciérrame con la puerta abierta, alértame, mientras me mientes.
Píntame con color blanco oscuro, con negro fluorescente, con azul de atardeceres, con colores que no existirán, en ninguna mente, en ningún cuento, en ningún lugar….

Déjame inventar, el fin de la infinidad, déjame crear un piso en el infinito, déjame subir al ultimo piso, déjame creer que atravesaré tu piel, y allí por siempre viviré… hazme enloquecer en la vida, que tras ésta vida viviré, en la vida que en mi anterior vida soñé, con los recuerdos que nunca cree, que los sueños que nunca soñé, sorpréndeme otra vez, con la miel del poder, con el destino tras mis pies, las pisadas que no soplé…

Con la locura como Don, viviré y soñaré…
Con tu compañía compartida, soñaré, viviré…
…Con el atardecer tras la noche, sin rozar el amanecer.

Categories: Uncategorized

Isabel Montse

1 reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.